• Intenta mantener los desagües limpios y a los primeros síntomas de obstrucción, procede a desatascarlos.
  • Limpia las tuberías con materiales no abrasivos ya que pueden dañarlas.
  • Controla que no se tire en el inodoro restos de comida, colillas, objetos de higiene personal.
  • Revisa y limpia periódicamente el bote sifónico.
  • Protege con filtros los sumideros de los desagües.
  • Cierra la llave general de paso del agua cuando te ausentes durante un período de tiempo más o menos largo y siempre que detectes una avería.